Simplemente mamá

¿Qué será, qué será ese regalo tan aparatosamente escondido debajo de la cama en la habitación del peque? (no cantan nada todas las cajas revueltas y medio salidas, nooo… pero lo que sí suma un punto – inesperado – a favor de mi ex, es que habían ido a comprarlo juntos…)

¿Qué será ese paquete envuelto con papel de regalo hecho a mano, arrugado y torpemente cerrado con grandes cantidades de celo, que trae en la mochila y que cuando lo cogí sin querer y pregunté: “¿Y esto qué es?” (antes de darme cuenta que era rosa con corazones rojos, así que seguramente no era algo que le habrían dado a él en el cole, como pensé en un principio…), recibí una brusca respuesta, al más puro estilo de su padre: “¡Nada que te importe!” 

Bueno, mañana lo sabré.

Mi séptimo Día de la Madre… Ostras. ¡Cómo pasa el tiempo!! Y cómo ha cambiado mi vida en el último año… A nivel madre, el principal cambio es que con la custodia compartida, tengo de repente mucho tiempo para mí misma.

Intento aprovecharlo y disfrutarlo, pero es difícil soltarse del todo, siempre queda una pequeñísima fracción de preocupación por el bienestar del peque. Creo sin embargo que el aprendizaje más grande de todo esto ha sido precisamente la lección de aprender a soltar, de no poder controlarlo todo, de compartir con mi ex… creo que al fin y al cabo, si el padre quiere estar con su hijo genuinamente, por el niño (no para hacer daño a la mujer, como desgraciadamente hacen algunos), si el niño quiere estar con su padre, ¿cómo puedo yo meterme allí? ¿Cómo voy a impedirlo? Iría contra el niño. Para el peque lo mejor es poder disfrutar de ambos de sus padres.

Aunque a mí, como madre, me parta el corazón no poder estar con él todo el tiempo.

Aunque antes del divorcio me quejaba de no tener tiempo para mí misma, aunque tras la semana que le tengo ahora, termine exhausta… pese a todo eso, preferiría soportar el cansancio y la falta de tiempo, día tras día, pero tener a mi niño conmigo.

La casa se siente muy vacía el lunes… y cada siguiente lunes, la casa se llena de alegría.

Así que nada, ahora cuando disfruto las tardes largas de mamá Sinhijos (qué paradoja, no)… pues allí está: hago lo que haría si fuera Sinhijos – salgo, me cuido, me divierto… pero como sigo siendo mamá, siempre llevo conmigo una pequeña ración de tristeza, de añoranza… de vacío. Hasta que el peque vuelve a casa y la llena con sus muñecos, sus peluches, su parloteo y su energía imparable. Hasta que el pequeño vampiro viene a exprimirme – precisamente a mí me cuesta mucho entregarme tanto pero a mi peque le da igual y consigue que me supere a mí misma una y otra vez y me entregue como no me sale con nadie más… gracias, cariño, por enseñarme el amor sin límites. Te he comprado un regalo yo también (porque sin tí, mañana el día no tendría ningún significado para mí, así que tú también vas a recibir una sorpresa)… ¡y sé que te va a encantar!!

 

Es duro sentir todo eso y sólo poder vivirlo la mitad del tiempo… ese “ahora sí, ahora no” es lo que se me hace más difícil… Pero no es imposible, eso jamás. Y no volvería atrás, Dios ¡qué alivio no estar en una relación que ya no iba a ninguna parte!!

Amor, coherencia y libertad…

¿Qué soy entonces? ¿Madre a tiempo parcial? Suena fatal… Pues nada. Tanto reclamé tiempo para mí misma, tanto quise reafirmar mis momentos, que al final tengo exactamente lo que quería… Como dice una frase muy buena, “cuidado con lo que deseas, porque los sueños se cumplen” – pero en este caso, no me quejo. De veras. Es duro, pero es un aprendizaje que hay que hacer y los beneficios superan los inconvenientes.

Supongo que todas las mamás separadas saben de qué hablo…

Cómo ha cambiado la figura de la madre, de todas formas… con esto de la custodia compartida. El hombre se ha “madreizado” (afeminado). A mí me parece bien. Yo hace tiempo que he metido el “modelo geisha” en el desván y me he “hombreizado”…

Excepto cuando está mi pequeño cerca y entonces, me vuelvo simplemente mamá.

(¡y me encanta!!!)

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s