Método Konmari

6 bolsas de basura de las grandes, llenas de trastos inútiles que tiré y con cada saco que arrastraba y volcaba en el cubo de basura, mi cabeza se despejaba y me sentía más ligera por dentro.

Y en casa, qué bien se respira ahora…

Qué paz, qué equilibrio, qué armonía se ha extendido por todos los rincones de este espacio al que por fin puedo llamar hogar. Qué gusto ver las superficies despejadas y qué sensación de libertad al abrir cualquier cajón o armario y ver sólo lo que necesito. En serio, mi mente lo agradece, es como echar a volar libre al no tener que cargar con el peso de la consciencia de un millón de trastos acumulados “por si acaso”.

Sólo tengo lo que necesito y lo que de alguna manera me produce alegría, sólo conservo lo que me importa.

Qué fácil es elegir ahora.Qué claras tengo las cosas de repente y qué buen hueco he hecho para lo importante en mi vida.

El método Konmari (Marie Kondo) es estupendo. Y eso que sólo he hecho parte de la casa y sólo he hecho la primera ronda, porque intuyo y siento dentro de mí que seguiré profundizando en esta limpieza radical.

Porque una vez que empiezas a desprenderte de cosas inútiles y simplificar tu vida, la sensación de libertad que se produce es altamente adictiva.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s