Uno filosófico…

La vida teje tapices hechos de destinos entrelazados… de una manera increíble. El que diseña el dibujo, sospecho que lo tiene claro de antemano y los humanos somos meros hilos en ese tapiz y no alcanzamos nunca a ver la obra en su conjunto… no tenemos ni idea. Yo creo sinceramente que nada es casual y a la vez, al final, todo encaja de la manera más casual y tonta y menos esperada que te puedas imaginar. No sé si me explico. El peso del destino y la levedad del libre albedrío… ¿Dulce levedad o insoportable levedad?

Milan Kundera juega con el concepto en su exquisita novela “La insoportable levedad del ser”. Desde que leí la novela hace poco, le sigo dando vueltas al concepto:

¿qué es leve y qué es pesado? ¿Y cuál significa que es lo bueno y cuál es lo malo? ¿Es buena la levedad y malo el peso o es justo al revés?

Casi creo que los humanos vivimos como en una balanza, entre los dos extremos: a veces es buena la levedad (de los sueños) y a veces, lo bueno es el peso (de la realidad)… y como nunca sabemos hacia qué lado nos estamos inclinando, allí está la deliciosa incertidumbre de toda esta función sin ensayar que es la vida de un ser humano… o como dice mi cantante favorito Jared Leto, “it´s a beautiful lie”… todo es mentira.

Por eso creo que no hay que tomarse muy en serio… Y aceptar las mareas como vienen… Dejar que las cosas sucedan.  Y disfrutar de la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s