Las raíces

De vuelta tras cinco intensos y maravillosos días en la República Checa. Hacía quince años que no iba en Navidad. No hay color. Lo siento por España, pero las Navidades checas tienen más encanto y magia para mí que jamás podrá tener la forma de celebrar la Navidad en España. Sin duda esto es así porque lo que llevas arraigado dentro de tí desde pequeña es difícil de superar, más tratándose de estas fechas tan especiales y entrañables, que a los niños les marcan hondo, con la ilusión de los regalos y todo eso.

Yo no quiero cenar marisco y asados a las diez de la noche, yo quiero sopa de pescado, ensaladilla de patatas y carpa rebozada a las seis de la tarde. Yo no quiero poner el belén y un abeto artificial, yo quiero llenar mi casa con aroma a pino o abeto de verdad y decorarla con muérdago. Yo no quiero reunirme 20 personas y vivir la Navidad como si fuera una fiesta y tirar petardos,  yo quiero estar con mi familia más cercana y cortar las manzanas por la mitad para ver si las pepitas forman una estrella, hacer barquitos de nueces con velas y relajarme y reflexionar, mientras la casa te arropa con su calor y fuera hiela o nieva. Yo no quiero turrón ni mazapán, quiero pastas de té y panes de especias caseros… No quiero que los regalos me los traigan los Reyes Magos en enero, los quiero el 24 de diciembre, traídos de parte del Niño Jesús… Y no quiero ver Sálvame incluso en Nochebuena, quiero encender cualquier canal en la tele y ver películas buenas de toda la vida y especialmente, los “cuentos de hadas” checos con actores de verdad, en plan películas (nada de dibujitos). Quién no haya crecido viendo a”Tres avellanas para Cenicienta” o “La princesa orgullosa”, no lo entenderá jamás. Pero los que sí, sí me entienden.

Ahora, la paradoja es… todo el párrafo arriba expuesto, para mi hijo es justo al revés. Así que estoy dividida entre dos mundos – el de mis tradiciones que aparte de mí, a nadie en España le importan un pepino; y la realidad del país dónde anclé mi vida a los veinte sin saber muy bien las consecuencias que iba a tener.

Cuanto más mayor me hago, más me doy cuenta que tus raíces son imposibles de arrancar. Puedes vivir ignorándolos, medio olvidándote, pero es volver a ese “caldero checo” en el corazón de Europa y es como si cada fibra de mi ser vibrara por fin con las ondas correctas. Pienso en que para mi hijo, es justo al revés, él nació en España, vive y crece en España y sus ondas están totalmente en sintonía con las vibraciones de la península ibérica.

A mí se me llenan los ojos de lágrimas cada vez que aterrizo en Praga y cada vez que vuelo de vuelta… para él las vacaciones en la República Checa no dejarán de ser como una excentricidad de mamá, viéndose otra vez arrastrado cruzando media Europa a ese país raro, dónde las casas son raras y la gente es extraña…

Por más calurosa bienvenida que nos brinda toda mi familia, mi hijo no deja de vivirlo como un impasse en su vida real, mientras que para mí, cada momento es oro.

P.D. Lo del “caldero checo” es porque las fronteras de Chequia están formadas por montañas, de modo que el país encerrado en medio de las mismas parece un caldero.

P.P.D. Esta vez no pillamos el Puente de Carlos medio vacío, qué va. Fuimos a las once de la mañana y parecía la calle Preciados… cabeza sobre cabeza, lo cual demuestra que Praga atrae a los turistas en cualquier época del año, incluso cuando se te hielan hasta los pelos del culo del frío que hace…  Las estatuas se recortaban contra la niebla dónde un tímido sol se iba abriendo paso con dificultad, reflejándose en la casi helada superficie del río como si ésta fuera de plata líquida y unos músicos calentaban los corazones de los transeúntes con su pegadiza música tradicional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s