Ya llega la Navidad…

¡No me he olvidado del blog! Lo que pasa es que estoy usando mis capacidades creativas para otras cosas como confección de disfraces varios para el cole (DIY puro y duro, sea de monstruo, sea de oveja… yo ya me atrevo con todo), escribiendo pequeños guiones para una sorpresa para dentro de poco (y liando con éxito a otras mamás para que me ayuden, ahora nos toca ensayar y va a ser legen-¡¡dario!! jejeje…), preparando las clases de encuentros de mamás checas con sus niños (lo veis, eso me recuerda: ¿qué demonios haremos este sábado? La visita al Belén de San Rafael para empezar y el concierto de villancicos checos en la Casa del Reloj para terminar la jornada están muy bien, pero ¿qué haremos mientras? ¡Que les he prometido que también habría clase!! ) y reuniéndome con amigos y amigas… Que la vida no es sólo en las redes sociales, que la verdadera vida es buena compañía, conversación cara a cara, miradas y sonrisas…

Así que disfrutad de vuestros seres queridos y más en estas fechas tan entrañables… ¡y mágicas!

Por cierto hoy a las seis de la tarde, Chequia canta villancicos. En el mapa veis una estrellita y el número dentro significa el número de sitios diferentes (plazas, iglesias, centros culturales…) dónde se reúne la gente para cantar hoy, a las seis en punto de la tarde, todos a  la vez, los mismos villancicos.

koledy.PNG

Es una iniciativa de un portal web de noticias y no sé si radio también, total que es algo organizado y que ya lleva repitiéndose varios años. Cualquiera se puede apuntar así que desde Madrid, también hay un lugar dónde hoy a las seis se unirán las voces para entonar los clásicos villancicos checos… voces de paisanos y paisanas que, con los pies y las caras ateridos por el frío seguramente, pero con el corazón palpitando y derramando un inusual calor por todo el pecho por la emoción de los recuerdos, se sentirán transportados a sus infancias de golpe…

3 horas después:

Tras escribir la última frase, aunque en un principio no pensaba ir porque el niño estaba jugando entretenido solo y a él los villancicos checos le dan exactamente igual y nos supone 45 minutos de viaje para ir y 45 para volver y un día de diario, pegarnos ese palizón… pero me entró remordimiento de última hora y salimos de casa “escopetados” para un año más, no perdernos la ocasión.

El lugar dónde se reúnen los checos es en las escaleras de la Catedral de la Almudena, enfrente del Palacio Real (que hoy estaba iluminado y abierto, para alguna recepción seguramente, con las aceras colindantes acordonadas y guardias vigilantes por doquier).

Creo que cuando fui la primera vez, el niño era pequeñito, a punto de cumplir dos añitos, y andaba feliz por toda la inmensa plaza, así que pude decir que había estado allí, pero no canté ni una sílaba. Cuando sonaron los acordes finales, mi tesoro se había hecho caca para el colmo de mi entretenimiento.

Volvimos a ir al año siguiente y nuevamente estuve persiguiendo a un inquieto saco de pulgas de casi 3 añitos por toda la plaza… el año pasado nos lo perdimos y este año, un inquieto saco de pulgas, pero con la sensatez suficiente de sus casi 5 años así que yo me limitaba a vigilarlo con la mirada, jugaba al dichoso wipeout alrededor.

Y yo por fin cantaba a pleno pulmón, con la piel de gallina y la garganta extrañamente encogida a la vez que estaba eufórica. Sólo me perdí un villancico, el segundo de la lista, que fue cuando a mi tesoro se le cayeron los pantalones, que momentos antes en el metro me pidió aflojar la cintura ajustable porque decía que le apretaba al estar sentado. Así que mientras mis compatriotas seguían allí dándolo todo, yo me ocupaba del pequeño ser que no estaba con el culo al aire en un momento solemne como aquel sólo gracias a que llevaba unos leotardos debajo. Y esto es sólo una pequeña anécdota que sirve de ejemplo de cómo el ser madre nunca te permite evadirte al 100% del momento presente, ya que siempre hay algo que te hace volver a bajar con los pies en la tierra.

Total que cantamos los 4 villancicos restantes, como si no hubiera un mañana, llenos y felices y recibimos los aplausos de los transeúntes que se congregaron (creo que un grupo de los típicos turistas con rasgos asiáticos hasta nos echaron fotos) y… se acabó. Nos fuimos corriendo para pillar el espectáculo de Cortilandia, con otra mamá checa embarazadísima de su tercer hijito y sus otros dos hijos mayores (un año o dos más que el mío) trotando detrás de nosotras y canturreando felices trozos de los villancicos, para en apenas 10 minutos sumarnos a la marabunta de gente que taponaba las calles aledañas al mural de Cortilandia.

Allí mi pequeñín aguantó exactamente una canción y pidió irnos a casa, en cuanto descubrió que se trataba de un espectáculo y no de atracciones como en El Corte Inglés de Sanchinarro. Así que nos fuimos rápidamente a Sol, a coger el tren, y por lo menos vimos las luces de Navidad del centro, que este año – y como todos los años – son preciosas. No nos quisimos entretener demasiado, pero pasamos por debajo del gran árbol que domina la Puerta del Sol, y ésa es la foto de arriba de la portada de este post.

Y luego, todo fluyó maravillosamente – el tren vino enseguida, el niño se portó fenomenal (estaba tranquilo y relajado – le encanta viajar en tren) y cuando llegamos a Alcobendas, el autobús que nos llevaría hasta casa también pasó enseguida.

Antes de irme, una recomendación: desde mañana día 15 y hasta el 23 de diciembre, en el Matadero de Madrid, hay una feria de Navidad de los países del mundo (más info en la web del Matadero: La Navideña – Feria internacional de las culturas). Cada país tiene un stand con venta de artículos de comida o artesanía típicos y hay tablones explicativos con las tradiciones más típicas de la Navidad de cada país participante, además de actividades a cargo de diferentes países. Es un buen plan para pasarlo en familia y si os animáis a ir, ¡no dejéis de pasar por el stand de la República Checa!

¡Felices Fiestas, mis queridos lectores! Que la Navidad ya está a la vuelta de la esquina…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s