Autonomía

Aquí  sigo dale que te pego destripando el asunto de la burbuja.

¿Y si el niño simplemente pide ayuda y busca la reciprocidad, porque él es así?
Es que yo no tengo la sensación de estar sobreprotegiendo. Le cuido, sí. Le quiero con locura, pues como cualquier padre. Pero en todo lo demás, le dejo absolutamente a su aire.

Nosotros simplemente atendemos a nuestro hijo y le damos lo que nos pide, al igual que un hijo desapegado o independiente no tendríamos que hacer casi nada, porque sería imposible estar encima de él, pues nos ha tocado un hijo apegado y dependiente, que pide ayuda… todavía.

Cuando le cambiamos de la cuna a la camita normal, tardó un mes en darse cuenta de que podía entrar y salir él solo.

Nunca tuvo la época de “yo solo”, siempre era “Mamá, ¿me lo abres? ¿Mamá, me lo pones?” etc.

Hasta las profesoras de la guarde hicieron un informe para el colegio y pusieron: “Busca todo el rato la aprobación del adulto y pide ayuda constantemente,” y la profesora de la guarde me decía que cuando empezaban a hacer algún trabajo en la mesa, como no se le daba bien agarrar correctamente el lápiz y veía que no era capaz de hacerlo igual de rápido y bien que los otros niños, empezaba a hacer pucheros y no quería hacerlo. En la guarde optaron por animarle con suavidad, decirle “venga, que tú puedes” y la misma profesora de la guardería me decía que así, con cariño, al final se conseguían mejores resultados que si le forzaran.

El niño, el último año en la guardería, cuando empezaron a decirles: “Os tenéis que vestir solos, en  el cole no os van a ayudar. Os tenéis que limpiar el culete solos, en el cole no os van a ayudar, “etc, se empezó a morder las uñas – a todas horas. ¿Eso no es muestra de nervios?

La autonomía le cuesta. ¿Es un vago? ¿Es miedoso? ¿Es un cómodo? Somos sus padres y le queremos y le aceptamos como es. Eso no es tener al niño en una burbuja.

Yo no tengo un máster en psicología infantil para “corregir” conductas porque yo no soy Dios. No sé “qué está mal y qué está bien” al 100%. Simplemente pienso que si él es así, por algún motivo será.
Podría intentar “reconducir” la situación para espabilarle, pero pienso que si alguien no tiene el talento, si es algo que no se le da bien, lo único que se consigue es que con mucho esfuerzo, pérdida de tiempo, enfados y presiones y mal rollo de todas las partes implicadas (del que exige y del que no es capaz de responder), se conseguiría un niño mediocremente autónomo, mediocremente independiente, porque se le forzaría a hacer algo que – de momento – no quiere hacer, porque no le llama en absoluto la atención.

¿No podemos darle tiempo simplemente? Ya llegará…

Pienso que la ayuda se deja de necesitar con el tiempo, por sí sola. Es madurativo. Y pienso que es natural brindar la ayuda mientras se necesita, hasta que llegue un momento cuando de repente no la necesitará más y te lo dirá y será una fiesta: “¡Por fin! ¡Lo has conseguido!” Y el niño se sentirá mil veces más orgulloso de sí mismo porque lo habrá conseguido por sí mismo. Es un ejemplo de la motivación que sale de dentro.

Podríamos hablar de sobreprotección si yo le brindara ayuda aunque no la necesite, pero yo no hago eso. Y pienso, por el contrario, ¿acaso no es sobreprotección negarle ayuda si la necesita? ¿Sobreprotección de ser “el débil”?

Es que me han dado a entender, que pedir ayuda un tiempo más que el resto, es algo horrible para el niño. Que tardar más en alcanzar la autonomía, es un camino directo a la perdición, que así no tendrá recursos de mayor a enfrentarse al mundo real que es “muy duro”.

Pues yo pienso que la vida es un regalo y que el mundo es exactamente como quieres que sea. Si lo quieres hacer complicado, lo haces complicado y si lo quieres hacer fácil, lo haces fácil. Porque no puedes evitar los golpes del destino, pero sí está en tus manos el cómo los encajas. No sé qué pinta la dureza o no dureza en todo esto. ¿No podemos algunos simplemente ser más sensibles, si nos ha tocado un carácter así? Duro no es lo mismo que fuerte y sensible no es lo mismo que débil.

Mi hijo tiene sus cosas en casa, como cualquier hogar y cualquier familia tiene sus cosas – no somos “perfectos”, a veces los padres discutimos, nos enfadamos con él, a veces somos más exigentes y a veces más permisivos. A mí me gusta la crianza con apego, la educación emocional, el no utilizar ni castigos ni recompensas, el respeto, igualdad, diálogo… pero por eso se me tiene que tachar de sobreprotectora??

Con mis “opiniones” sobre la crianza, soy el blanco fácil.

Con este post y tal vez todo el blog, parece que me autodenuncio a mí misma.

¿Pero es que… y si de verdad simplemente sea cuestión de tiempo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s